Adolescencia y Redes Sociales

Por 21:12:00 , ,


Después de asistir a una conferencia fantástica del Dr. José Luis Orihuela de la Universidad de Navarra sobre "Cómo educar a una generación conectada", me atrevo a compartir mis conclusiones por si pueden ayudar a alguien.

En primer lugar debo recomendar la lectura del blog y diferentes artículos del conferenciante, pues está muy al día de lo que pasa en las redes y sus consejos son muy útiles.

Mi primera reflexión es sobre la tecnología. Lo que es tecnología para nosotros, no lo es para ellos. Nuestros hijos han nacido y crecido rodeados de móviles y de internet, no podemos negarlo. Por el mismo motivo no debemos de prohibir, solo enseñarles a usar, y eso es muy difícil porque en muchos casos, ellos saben más que nosotros, por lo que estamos perdidos para poder ayudarles.

Hay unas premisas básicas que debemos de enseñarles y recordarles cada cierto tiempo para que las tengan muy presentes:

  • Lo virtual es real. Siempre queda un rastro de todo lo que hacemos en la red. Proteger nuestra identidad digital presenta y futura es algo que debemos de inculcarles desde pequeños.
  • Eres lo que comunicas: todas las fotos y likes que compartimos también nos etiquetan. Debemos enseñarles que solo compartan o den likes a lo que realmente les gusta. "Dime lo que compartes y te diré quien eres".
  • Hay que escoger las palabras que se usan, pues quedan en la red para siempre y es muy fácil malinterpretarlas.
  • Antes de hablar hay que escuchar y antes de compartir o entrar en discusiones hay que analizar lo que estamos haciendo. Muchas veces se difunden mentiras por leer solo titulares o dejarse llevar por las modas. Es importante no alimentar a los trolls:

  • Las palabras tienen consecuencias, no es un mundo paralelo ni virtual, lo que escribes puede hacer daño a alguien, o incluso ser un delito. 
  • Las ideas se pueden discutir, pero las personas se deben respetar. Los insultos no son argumentos y se debe de evitar entrar en discusiones con el "discurso del odio".

  • El silencio también comunica. Hay que renunciar a expandir un bulo. A veces, el silencio estratégico es la mejor respuesta.
Y por último, como recomendaciones básicas para nuestro día a día, tres puntos:
  1. Respetar las horas de comidas y cenas sin móviles ni tablets en la mesa
  2. Respetar el sueño y que no duerman en la misma habitación que nuestros hijos.
  3. Que desactiven las notificaciones durante su tiempo de estudio para evitar distracciones.
Espero que os ayuden como a mí cuando escuché la ponencia y ánimo... que no es tarea sencilla.




Si te ha gustado, gracias por compartirlo en redes sociales:


También te puede interesar

1 comentarios

  1. Hay mucho que aprender y enseñar del Manifiesto de la Comunicación No Hostil: https://www.ecuaderno.com/2017/10/27/la-hora-de-educar-para-una-comunicacion-no-hostil/

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario: